EL APARATO RESPIRATORIO

¿Qué es la Respiración?

La respiración es un proceso vital que consiste en que entre el oxigeno al cuerpo de un ser vivo y la salida de dióxido de carbono del mismo.


El oxigeno es necesario para las células. Estos lo combinan con los nutrientes y obtienen energia. Este proceso se llama respiración celular. Al realizar la respiración celular, se produce dióxido de carbono, un gas que se debe expulsar.

El Aparato Respiratorio

El aparato respiratorio o el sistema respiratorio consiste en coger oxígeno y expulsar dióxido de carbono. Que se compone por:


Via respiratoria: Son los organos por elque pasa el aire, como pueden ser: La nariz, faringe, laringe, traquea, etc.


Pulmones: Son dos organos donde ocurre el intercambio gaseoso. Los pulmones se encuentran protejidos por la caja torafica.

Movimientos Respiratorios

Los movimientos respiratorios son la espiración y la inspiración.


Cuando inspiramos introducimos aire en los pulmones y aumenta el tamaño de la caja toracica y cuando espiramos el aire que sale de la caja toracica y la desinchamos.

Cambio de gases

El aire entra al cuerpo primero a través de la boca o la nariz, se desplaza rápidamente por la faringe (garganta) pasa a través de la laringe, entra a la tráquea, que se divide en bronquios derecho e izquierdo en los pulmones y luego se divide aún más en ramas cada vez más pequeñas llamadas bronquiolos. Los bronquiolos más pequeños terminan en pequeños sacos de aire llamados alvéolos, los cuales se inflan durante la inhalación y se desinflan durante la exhalación.

El intercambio de gases es la provisión de oxigeno de los pulmones al torrente sanguíneo y la eliminación de dióxido de carbono del torrente sanguíneo a los pulmones. Esto tiene lugar en los pulmones entre los alvéolos y una red de pequeños vasos sanguíneos llamados capilares, los cuales están localizados en las paredes de los alvéolos.

 

Las paredes de los alvéolos en realidad comparten una membrana con los capilares en la cual el oxígeno y el dióxido de carbono se pueden mover libremente entre el sistema respiratorio y el torrente sanguíneo. Las moléculas de oxígeno se adhieren a los glóbulos rojos, los cuales regresan al corazón. Al mismo tiempo, las moléculas de dióxido de carbono en los alvéolos son expulsadas del cuerpo con la siguiente exhalación.